DORMITORIO

DETEN EL TIEMPO; TODO LO BUENO SUCEDE AL ACOSTARDE

El dormitorio se convierte en nuestro refugio, remanso de paz donde nos reencontramos con nosotros mismos. Refleja quienes somos, nuestros gustos, ilusiones y esperanzas.

Piezas inesperadas capaces de dar vida a ambientes cálidos y confortables que sorprendan y destilen elegancia.

Valores mediterráneos, que invitan a disfrutar de la vida transmitiendo bienestar, tanto de día como de noche.

Acogedor, generoso, líneas suaves, volúmenes confortables, invitan a la lectura y al descanso….. el refugio perfecto

Equilibrio, texturas, elegantes volúmenes. El resultado es una suma de partes que cobra sentido con un lenguaje actual. Tanto si preferimos el orden, o nos seduce más la irregularidad